Socialdemocracia contra social liberalismo

Publicado por profesor Francisco viernes, 23 de julio de 2010 ,

Hay quien dice que el estado del bienestar y los servicios sociales son hoy muy amplios, así que podemos estar satisfechos. Dicen incluso que son demasiado grandes, y que el gasto público derivado es insostenible, por lo que conviene recortarlos. Otros en cambio dicen: 

¿Estamos satisfechos de lo que se ha logrado? ¿Nos podemos retirar ya? ¡Claro que no! Lo que se ha logrado hasta ahora no son más que incipientes tentativas en el gran proyecto de la sociedad que debe propagarse. No es difícil encontrar todavía situaciones insatisfactorias e injusticias en la sociedad. (3)
Algo así parece un tema de rabiosa actualidad. Pero no es de hoy, los "satisfechos" con el estado del bienestar son los conservadores suecos de los años 50 y la cita siguiente la hizo Olof Palme en 1955. 

En los años 50 y 60, antes de que Olof Palme comenzara su labor al frente del gobierno, antes de que comenzara con sus políticas de ampliación del estado de bienestar,  ya podemos encontrar compañeros de su propio partido que creían que la construcción del estado del bienestar en Suecia había terminado (cómo el ministro de hacienda Gunnar Sträng) Palme se impuso al ala derecha de su propio partido y mantuvo a raya a las ideas del social-liberalismo.(neoliberalismo defendido dentro de los partidos socialistas-socialdemócratas). Pero esto no fue la tónica general,  en el resto de Europa, el social-liberalismo, en nombre del pragmatismo,  se estaba imponiendo en la dirección de muchos partidos socialdemócratas.


El pensamiento único neoliberal que sufrimos hoy en Europa y en el mundo, es la consecuencia de la derrota total de la socialdemocracia en la batalla ideológica. Lo curioso de esta batalla es que la derrota no vino por la idoneidad contrastada de las propuestas neoliberales, la derrota vino por la traición y el cambio de chaqueta de los dirigentes socialdemócratas, que progresivamente fueron mutando su ideología y pasaron a defender las ideas del neoliberalismo. Después consiguieron que los mismos partidos socialdemócratas cambiaran su línea ideológica oficial. Esta mutación en la cúpula, ha tenido como resultado que la socialdemocracia haya desapareció como fuerza ideológica, sus ideas ya no tienen peso público ni mediático, hoy en día la defensa de la socialdemocracia ha quedado reservada al ámbito de lo privado, sólo la encontramos en las bases de los partidos socialdemócratas y de otros partidos de izquierdas. Los dirigentes socialdemócratas, sólo usan estas ideas para enardecer a sus seguidores en época electoral, una vez en el poder, se limitan a tomar algunas medidas simbólicas mientras que respetan escrupulosamente el padrenuestro neoliberal. Los partidos socialdemócratas hoy, vaciados de ideología, son partidos recipiente, que al modo de los partidos de centro, cambian sus propuestas en función de la coyuntura del momento. Sin ideología sólo queda  demagogia y oportunismo político. 

Palme también se enfrento a la disyuntiva ideales / pragmatismo:
La política socialista, la de la izquierda, siempre significa tensión entra las ideas y la utopía por las que se tiene que trabajar y la realidad que tan difícil es de cambiar. Para ser capaz de cambiar la realidad hay que mantener vivo el debate ideológico y siempre hablar de objetivos y de tus ideas básicas como elementos indispensables para tu actividad práctica. Pero en tu trabajo práctico tienes que ser pragmático, si no no llegarás a ninguna parte. (3)
Pero él mantuvo un equilibrio entre ideas y práctica ya que nunca renuncio a la ideología, nunca apoyo las ideas de los conservadores. Esta fijación de la ideología le permitió seleccionar métodos prácticos que efectivamente lograran resultados que le acercaran a su objetivo. Rígido en los ideales, flexible en los métodos: 
La fidelidad y la consecuencia en cuanto a las ideas debe unirse a (…) la infidelidad en cuanto a los métodos
(...)
“La fidelidad y la consecuencia en cuanto a las ideas debe unirse a (…) la infidelidad en cuanto a los métodos (3)
Hoy, en cambio, con el triunfo ideológico del neoliberalismo dentro de los partidos socialdemócratas, vemos como los métodos se han convertido en ideología, sustituyendo a las antiguas ideas:

Mal ha ido al partido cuando hemos cometido el error de convertir un método político en un momento dado en ideología para todos los tiempos
(...) El día en que los hombres llamados hombres de la vida práctica expulsen las ideas de la escena política, entonces abrimos las puertas a la progresiva decadencia política dentro de la democracia (3)

Tal y como pronostico Palme, vivimos en unos momentos de decadencia política. Sobre el cadáver ideológico de la socialdemocracia se levanta omnipotente el pensamiento único neoliberal. Esta derrota no ha sido por la superioridad de las ideas neoliberales, esta derrota ha sido por autodestrucción. De la misma forma que algunos socialdemócratas la han boicoteado, otros socialdemócratas pueden resucitarla. Las ideas de la socialdemocracia mantienen su fuerza intacta, sólo hace falta que alguien las levante de nuevo y las use para golpear en la cabeza al enemigo, tanto exterior, como interior. 

Para conocer estas ideas, lo mejor es tomar como referencia a aquel que las supo aplicar en mayor medida. La distancia entre las ideas y las propuestas de Olof Palme y las ideas y las propuestas de los actuales dirigentes de los partidos socialdemócratas, es tan grande que se hace imposible englobarlos en un mismo movimiento. Los dirigentes de los actuales partidos socialistas mutantes (ya que han mutado su ideología original para abrazar al neoliberalismo) si escucharan hoy algunas de las propuestas de Olof Palme, lo atribuirían a un comunista y lo descalificarían por radical y extremista. Y tiene razón, las ideas de Olof Palme son radicales y extremistas, pero sólo si las contemplas desde la derecha.

De estas ideas hablaré en las entradas siguientes.



-REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

-(1) La alternativa socialdemócrata (O. Palme, W. Brandt y B. Kreisky 1977). Recopilación de las cartas entrecruzadas que se mandaron entre 1972 y 1975 los socialdemócratas Olof Palme, W. Brandt y B. Kreisky

-(2) ¿Pero quién mató a Olof Palme? biografía en clave hispana. (Ramón Miravitllas,2008). Exhaustiva investigación sobre la vida y el pensamiento de Olof Palme, resultado de 4 años de trabajo periodístico.

-(3) Olof Palme. Reformista sin fronteras (Peter Antman y Pierre Schori, 1997). El mejor trabajo de investigación sobre el pensamiento de Olof Palme analizado en su contexto histórico.

-(4) El modelo sueco. Selección de discursos políticos (Francisco Uriz, 1987)

-(5) El valor de la solidaridad. Selección de textos de Olof Palme por Francisco Uriz, 2010

Quién fue Olof Palme en pocas palabras:

Vídeos de Olof Palme (traducción debajo)


Traducción:
(entrevista) ¿Puedes ser considerado como socialista puro? Si, claro!, yo sostengo la idea tradicional en que se basa la socialdemocracia sueca.

(mitin) Ahora nos pide el líder del partido de Centro, Fälldin, que abandonemos el socialismo. Pero ¿Piensa que lo tomamos en serio? Y piensa que vamos a dejar lo que nosotros definimos como socialismo, que vamos a dejar todas las reformas que hemos hecho (en este país) que los "burgueses" (partidos de derechas) califican como "socialismo que asfixia la libertad"?

(televisión) Yo soy socialista demócrata con orgullo y alegría. Me guía en mi convicción lo que veo en el mundo, cuando veo la guerra, la carrera de armamentos, el paro y las enormes diferencias sociales. Me afirmo cuando veo que las injusticias y el paro aumentan, que la solidaridad disminuye y el egoísmo aumenta. (Un mundo) donde los ricos se hacen cada vez más ricos y los débiles más pobres. Pues si, soy socialista democrático.